Existencia efímera por Jose Solla Casqueiro

Existencia efímera por Jose Solla Casqueiro

por Jose Solla

existencia efímera

Título: Existencia efímera

O que fagamos todo acaba chegando e, temos que aceptalo. É o ciclo natural da vida. O tempo voa e non podemos facer nada para evitalo……..

 

Jose Solla Casqueiro

Jose Solla Casqueiro

Fotógrafo

Jose Solla Casqueiro naceu en Pontevedra no ano 1962, encántalle a fotografía artística, conceptual, minimalista, a actividade física e as viaxes, é un aventureiro incansable.

É profesor de Educación física xubilado

O seu blog

Alleo a moda

Minimalismo

máis artigos

♥♥♥ síguenos ♥♥♥

Zona de confort por José Luis Vázquez

Zona de confort por José Luis Vázquez

Bien podría haber sido el título en castellano, pero optaron por ponerle La zona de interés. En inglés, original, la película es The Zone of Interest.

 Una película más en el que ha resultado ser un prolífico año 2023. Una coproducción inglesa-americana-polonesa.

Ganadora del Oscar a la mejor película extranjera y al mejor sonido, además del Gran premio del jurado en Cannes.

Dirigida por Jonathan Glazer, que además firma el guion. Británico, judío, guionista y director. La película está basada en una novela de Martin Amis

Jonathan Glazer (59 años) combina la realización de anuncios publicitarios para grandes empresas multinacionales, con la dirección de películas como Reencarnación (2004) o Under the Skin (2013).

La música es de Mica Levi (37 años), que ya fue aclamado por su composición para la película, de Jonathan Glazer, Under the Skin. Aunque recibió una formación clásica, desde 2008 experimenta con el pop. Lidera la banda Good Sad Happy Bad. 

La fotografía es de Lukasz Zal  (43 años), polaco, que fotografió entre otras la maravillosa Ida de Pawel Pawlikowski

Under the skin
reencarnación artigo
zona de interés

¿De qué va la película?

Hay ocasiones en que es mejor no contar nada sobre el guion, la trama o el contenido de la película, dejar que el espectador se impregne y se sorprenda por la historia desde el primer momento.

Parece, y lo es, una pretensión absurda: tenemos internet (el chivato Google), tenemos la televisión, tenemos las novelas de Martin Amis, tenemos demasiados inputs anteriores al visionado de la película: casi imposible no saber de qué va.

El comandante de un campo de concentración, Rudolf, vive con su mujer y sus hijos en una casa amplia, con un bonito jardín, junto a la tapia del campo de concentración. A él le gustan los caballos, contarles cuentos a sus hijos, hacerle vástagos a su mujer y follarse a una fulana, de vez en cuando, mientras ensaya con nuevas tecnologías crematorias, con gran profesionalidad.

Su mujer, Helwing, rubia, dulce, amante de las flores y las plantas, poco amorosa con sus hijos, estalla como una fulana cualquiera, como una déspota, cuando intentan apartarla de su zona de confort.

 

El horror tras la aparente normalidad. Parece una distopia, aunque fue una realidad apabullante, aunque es una realidad presente: aconsejo a los que vean esta recomendable (y muy cruda) película, que cuando la estén viendo, sustituyan al comandante alemán, por un comandante israelí y, mientras imaginan el sufrimiento de aquellos judíos, imaginen el sufrimiento de los palestinos hoy.

 Nunca fue más dura la realidad que cuando la imaginamos. La imaginación no tiene censura y añade matices, sutilezas, vericuetos. Duele lo que nuestra imaginación es capaz de imaginar, de situar frente a la belleza y armonía de lo aparente. Alarma que en un entorno de aparente hermosura y bienestar, el humo de los crematorios ensuciando el cielo azul, los gritos y los ruidos de la tortura y el horror, puedan pasar tan desapercibidos como los ladridos de un perro, el canto de un pájaro o el crujir de las piedras del suelo al caminar.

La cámara nunca entra en el campo de concentración y, a pesar de todo, nos horroriza pensar lo que allí sucede, la cotidianidad que dentro se consuma. Nos interpela un padre amoroso que además es un criminal sin escrúpulos, profesionalmente aséptico.

Nos desconcierta una mujer-madre instalada confortablemente en una burbuja. Nos pasma la normalidad con la que unos niños pueden coleccionar dientes que tuvieron dueños.

 A nivel técnico y formal, la película tiene algunos aportes discutibles o pretenciosos, que no añaden nada importante a lo que se cuenta tan bien y con tanta habilidad. Por ejemplo, los tres fundidos de la película: un fundido en negro, al inicio de la película, desconcertante, otro fundido en blanco y, un tercero, un fundido en rojo.

La música, minimalista, contribuye al desasosiego y a la inquietud y actúa como un contrapunto a la aparente normalidad.

Más que mostrar la película sugiere, más que enseñar incita a pensar: una reflexión sobre el horror de lo cotidiano. No dejen de pensar en ejemplos de nuestros días, los encontraran cerca y sin dificultad.

Jose Luis Vázquez

Jose Luis Vázquez

Escritor

Estudió Ciencias Económicas en la Universidad Central de Barcelona y cursó un máster en Dirección de Marketing en EADA.

Ha trabajado como directivo financiero y de logística en varias empresas de logística y alimentación.
Ha realizado numerosos viajes de aventura por los cinco continentes, ascendiendo montañas, conviviendo con tribus y cruzando ríos y mares.

Le encanta el cine, y los wésterns en particular.
Lector empedernido: novela, historia, ciencia y filosofía.
Cursó tres años de Narrativa y Novela en la prestigiosa Escola d’Escriptura del Ateneu de Barcelona.
Ha publicado dos libros: Clara y algo más, de cuentos, y La memoria en color, autobiográfico.
Barrabás el Sicario es su primera novela.

Entrevista

Marai-Zweig

máis artigos

♥♥♥ síguenos ♥♥♥

Neurociencia por Luis P. Molano

Neurociencia por Luis P. Molano

Hasta Descartes, se venía considerando -de manera intuitiva, no experimentalmente- que nuestro mundo emocional residía en el corazón. De ahí las diferentes expresiones que aún empleamos cuando nos referimos a nuestras experiencias sentimentales, no muy descaminadas como luego veremos. Con la “duda metódica” cartesiana y el desarrollo de la metodología científica y el espectacular desarrollo de los nuevos instrumentos tecnológicos, se puso en marcha la búsqueda de un riguroso conocimiento de nuestra psicofisiología. 

Fue así como se fue avanzando en una comprensión exhaustiva de la anatomía y el funcionamiento de nuestro sistema nervioso, hasta llegar a algo crucial : el descubrimiento, por Santiago Ramón y Cajal, de las neuronas, su estructura y funcionamiento ; algo que le permitió afirmar con rotundidad que “cada uno de nosotros, si se lo propone, puede ser escultor de su propio cerebro”, gracias a su asombrosa “plasticidad cerebral” ; es decir, gracias a la capacidad que tienen estas células de modificarse y reorganizarse. Hoy sabemos, además -al contrario de lo que se pensaba hasta hace poco- que la neurogénesis (nacimiento de nuevas neuronas), es perfectamente posible, gracias -entre otros- a la gran investigadora Rita Levi-Montalcini, premio nobel en 1986, por su descubrimiento del “factor de crecimiento nervioso (NGF)”.

Ramón y Cajal 2
Dibujo científico de Santiago Ramón y Cajal: microglia de corteza cerebral de hombre normal, corte del cerebro teñido con el método de Bielschowsky.

La experimentación científica que partió de Descartes y, como decíamos, el progresivo conocimiento del sistema nervioso, fue excluyendo del mundo emocional al corazón, dando paso al cerebro como sede del mismo, ya que -entre otras cosas- se comprobó cómo el llamado “sistema límbico” que incluye importantes estructuras -no tanto por su tamaño, sino por su función- como la amígdala, tienen un papel preponderante en la regulación emocional. En otras palabras : desde Descartes, era en el cerebro donde reside exclusivamente el mundo emocional, relegando definitivamente aquella concepción tradicional (compartida por casi todas las culturas) que adjudicaba no poco protagonismo al corazón. Sin embargo, hace aproximadamente unos treinta años, nuevas investigaciones sobre la interacción del sistema nervioso con los demás órganos, llevaron a resultados sorprendentes del todo importantes. La propuesta de tales investigaciones, al principio, fueron consideradas por la comunidad científica en general como “exóticas” e incluso propicias para cierta burla. Sin embargo, tales reacciones tuvieron que rendirse a la evidencia : existía una estrechísima relación del sistema nervioso y las demás partes del cuerpo ; entre ellas, el corazón. Este, pues, recupera en buena parte su antiguo protagonismo al comprobarse cómo participa muy activamente en el mundo emocional.

Efectivamente : el corazón, se comunica constantemente, electroquímicamente, a través de haces neuronales de ida y vuelta, con el cerebro, de tal suerte que la actividad de este se halla en todo momento influida por la actividad cerebral y viceversa. Es así como las características de la actividad cardíaca de cada instante juegan un gran papel -entre otras muchas cosas- en la percepción de la propia identidad (idea del “yo”, en la que interviene crucialmente también una pequeña estructura llamada “ínsula”) ; la percepción general y la atención. Por otro lado, se han descubierto aspectos realmente sorprendentes tales como la sincronización cardíaca entre personas, mayor cuanto más vínculo emocional y mayor cercanía física exista: así, se ha visto cómo la mayor sincronización entre corazones se da entre madre e hijo-a. Es más: la sincronización cardíaca, no sólo ocurre entre personas que se conocen y/o que están muy cercanas físicamente, sino que se da también entre personas que no se conocen (las que viajan -por ejemplo- en un autobús, ya que el campo electromagnético del corazón es 5.000 veces más intenso que el del cerebro, lo que lo coloca como el más potente de todos los órganos del cuerpo). ¿No habríamos, pues, de “tener cuidado”, sabiendo que “vamos por ahí” expandiendo nuestras “vibraciones cardíacas”…?

Otro tipo de interacciones estudiadas por la reciente llamada “Neurociencia”, son las existentes entre el intestino y el cerebro. En el intestino, residen unos dos kilos de bacterias (unos 100 billones, de unas 500 a 1000 especies distintas : la “microbiota enteral”), cuya función es prevenir la colonización por otros microorganismos patógenos, ayudar a digerir los alimentos, producir vitaminas B y K que el organismo humano no es capaz de sintetizar y estimular el sistema inmune. Pero no “sólo” eso : en el intestino , principalmente en las células enterocromafínicas ubicadas en todo el tubo digestivo, se produce el 90% de la serotonina total, un neurotransmisor vital para el estado de ánimo, lo que da idea de su importancia para nuestra actividad emocional, vía sistema límbico especialmente. Por otro lado, el estado del aparato digestivo tiene también enorme importancia en los procesos de aprendizaje y la memoria : actividades que, en realidad, estamos realizando permanentemente. De todo ello se deduce la vital importancia de la dieta adecuada -como, por ej., la dieta mediterránea- para el mantenimiento equilibrado de la microbiota.

Ramón y cajal
Dibujo científico de Santiago Ramón y Cajal: 1.Astrocitos (células del sistema nervioso central) del hipocampo (estructura del cerebro) de un hombre tres horas después de su muerte. 2. Anatomía del oído interno. 3.Dibujos de oligodendroglias, un tipo de células que recubren las fibras nerviosas. 4. Cálices de Held (por su parecido con al cáliz de las flores). Conexiones nerviosas grandes en el sistema auditivo. 5.Estructura neuronal del cerebro de un pichón. 6. Células nerviosas de la glía (células más pequeñas y numerosas que las neuronas, que las aíslan y las nutren). 7.Neuronas de Purkinje dañadas, en el cerebelo. 8. Inervación de la arteria carótida. 
Fotos por cortesía de Fernando de Castro, pío De Río-HorTega y el Instituto Ramón y Cajal del CSIC.

Nos referiremos, para terminar -siquiera sea sucintamente- a las interacciones entre el sistema respiratorio -e incluso la postura corporal- y el cerebro : las características de la respiración, interaccionan estrechamente con procesos como la memoria, el aprendizaje y la experiencia emocional. En este sentido, se ha visto que la respiración nasal es -con mucha diferencia- la adecuada. Respecto a la postura, hay que decir que tiene una estrecha relación con el estado de ánimo y la percepción. Se ha comprobado -entre otras cosas- cómo, por “curioso” que pueda parecer, nuestra postura y/o gestos condicionan en buena parte nuestro estado de ánimo : independientemente de que el cerebro “propague” a nuestro cuerpo un estado anímico, también nuestro cuerpo (nuestra postura y/o nuestro gesto, aunque sea tomada “artificialmente”) induce al cerebro a adoptar un estado de ánimo determinado, de tal suerte que si -por ejemplo- estando alegres adoptamos una postura encogida y de cierta rigidez, nuestro cerebro interpretará que “es así como estamos” y activará una “red de tristeza” que nos hará sentir así ; o viceversa. 

Nota : la intención de este breve escrito -además de ofrecer una información muy general- motivar a quienes sientan interés a obtener información más detallada sobre la interacción entre las diferentes partes del organismo, estrechamente interrelacionadas.

 Luis P. Molano.

02/05/2024

Luis Palomo Molano

Luis Palomo Molano

Breve semblanza.
Luis Palomo Molano. Nací en Plasencia (Cáceres), estudié Psicología en la Universidad Autónoma de Madrid y me especialicé en Psicología Clínica en la E. de Psicología y Psicotecnia de la Universidad Complutense de Madrid.
Muy interesado en la temática psicosocial -dada la estrecha relación entre lo individual y lo social- y las desigualdades, realicé un Máster de Gerencia de Servicios Sociales en la Universidad de Extremadura de dos cursos académicos, además de otra variada formación en el mismo ámbito.
Mi actividad laboral ha sido diversa : deficiencia mental en INSERSO (hoy, competencias ya transferidas a las comunidades autónomas) ; marginación social, en CÁRITAS, ALDEAS INFANTILES SOS (en la Aldea del barrio tinerfeño de El Tablero), etc. ; dirección de programas formativos y laborales de Atención Sociosanitaria a personas dependientes en el ámbito privado e institucional, Inadaptación de Menores, etc. ; Psicología Clínica, etc. Mi principal ámbito laboral, ha sido el de los Servicios Sociales, particularmente en programas de Familia e Infancia y en Dependencia.
Durante un tiempo, colaboré con los diarios regionales “Hoy” y “Extremadura”, como articulista sobre temas básicamente profesionales, referidos -en general- a la Comunidad Autónoma Extremeña.
Luis. 11/10/2022

Identidad & Libertad

Divagaciones andarinas

máis artigos

♥♥♥ síguenos ♥♥♥

La amistad por Olga Martínez

La amistad por Olga Martínez

La amistad

El tiovivo de la vida

nos da vueltas,

el tiempo pasa,

la edad avanza.

Usando el libre albedrío

 transitamos por el mundo

 viviendo, aprendiendo.

Hay cosas no resueltas,

no siempre acertamos.

Teniendo  suerte, la vida

 nos da el regalo de conocer

el AMOR,

del que nacen benditos frutos

 y de ellos los queridos nietos.

Poniendo todo en la balanza

hay que reconocer

que gana siempre el querer profundo

Por el camino encontramos

 otro sentimiento

al que llamamos AMISTAD

necesario para sentimos escuchados,

ayudados, arropados,

entendidos o queridos,

 cuya compañía, mimamos

y siempre escogemos.

Le abrimos la puerta privada

 de esa habitación interior

que todos tenemos

llena, reservada,

 risas o llantos,

que solo compartimos

con los amigos de verdad,

con los de calidad

AMOR-AMISTAD

grandes palabras que retenemos

que son los hilos invisibles

que nos cosen unos a otros.

Así repartimos

bienestar, cariño y paz,

haciéndonos mejores

y llenando nuestra ALMA

de luminosidad.

Amigas, amigos:

Os espero con calma,

Con la llave que abre mi corazón

y los brazos extendidos,

apoyándome en la razón,

para seguir con amorosidad

viajando juntos, ya mayores,

año tras año, por este bello

planeta llamado TIERRA

Olga Martínez, Sanxenxo 9 de octubre 2021

Olga Martínez

Olga Martínez

Pintora

  • Licenciada en Bellas Artes, especialidad Pintura, por la Facultad de Pontevedra perteneciente a la Universidad de Vigo. Primera promoción.
  • Profesora de E.G.B. por la Escuela Universitaria de Magisterio de Santiago de Compostela.
  • Diplomada en Secretariado de Dirección por la Escuela Oficial de Secretaria de Dirección de la CAM Vigo.

máis artigos

♥♥♥ síguenos ♥♥♥

Bordadosos de Marigel Pérez García

Bordadosos de Marigel Pérez García

bordadoso

Como viajaba mucho en tren, solía aprovechar el tiempo bordando la base de los “bordadosos” que solían utilizarse como cabeceros. El principio es aburrido, porque son un sinfín de líneas grises que sirven para separar los colores. Por eso aprovechaba el tiempo de viaje en tren para bordar esas rayitas, dado que no podía hacer nada más. Un día un revisor le dijo: “Señora, a veces comentamos los compañeros como puede usted hacer siempre esas cosas tan aburridas”. Desde aquel momento, cuando viajaba en tren, llevó siempre en el bolso fotos de las obras terminadas. Y cuando aparecía el revisor de turno se las enseñaba, lo que era seguido de un “Ah, caramba” lleno de admiración.

Marigel Pérez García

Marigel por Isidro

Marigel Pérez García

Artista creativa durante más de media vida en Italia, ahora compagina su sabiduría impartiendo cursos

Historia de vida

Lanoso de seda

máis artigos

♥♥♥ síguenos ♥♥♥