Las salas de cine que yo quería y no olvido por Meli Fandiño

Las salas de cine que yo quería y no olvido por Meli Fandiño

No recuerdo mi primera película ni en que cine la vi. Entré en una sala oscura con pantalla grande llevando chupete. A mi madre le gustaba mucho el cine. Su actor favorito era Jorge Negrete. El mío Marlon Brando.

Los cuatro cines de Pontevedra estaban en el centro. En la calle García Camba: el teatro-cine MALVAR y pegado, el cine COLISEUM, en Benito  Corbal, el cine VICTORIA y en la zona monumental el TEATRO PRINCIPAL.

Teatro Malvar

Teatro-cine Malvar

Sala coliseum

Cine Coliseum

Cine Victoria

Cine Victoria

Teatro rpincipal

Foto de Ramón Leiro do teatro Principal

En estas cuatro salas de cine, únicas en la ciudad durante muchos años, vi cientos de películas. En mi memoria guardo miles de imágenes. Las grandes ciudades París, Madrid, Roma, Méjico y la más cinematográfica Nueva York. Los actores y actrices americanos, españoles, italianos, franceses, ingleses…y un día en el Principal podías escucharlos ¡¡¡ con sus propias voces¡¡¡ a Pontevedra llegó el cine en versión original. No la pasaron en v.o se estrenó doblada en el MALVAR, la primera de James Bond agente 007 con licencia para matar. Sean Connery y Úrsula Andress en Dr.No dirigida por Terence Young. Mi padre y yo la vimos desde el anfiteatro , decía mi padre que se veía mejor que en butaca. Yo creo que sacaba localidades de anfiteatro porque eran más baratas. No se estaba mal y teníamos mejor acceso a los cacahuetes de KOREA. Sean Connery el mejor 007 de todos y el bikini blanco de Úrsula, ¡¡cuánto se habló de aquel bikini!!. El doctor No era Joseph Wiseman y Lois Maxwell, la señorita Moneypenny.

No me perdí ningún estreno de 007.

Axente 007
Ursula Andrews

Desde las pantallas de estos cines me paseé por Manhattan, el Coliseo de Roma, la Plaza Mayor de Madrid, el río Amazonas, el oeste americano y en la pantalla del cine Victoria fui compañera de la familia Robinson en los mares del sur.

familia robinsones

 En el cine Victoria sucedía algo fantástico sesión continua o programa doble, con una moneda de 2,50 pesetas podías ver dos películas y repetir, ¡¡toda la tarde en el cine!!

El cine Coliseum tenía patio de butacas, anfiteatro, general y palcos y yo desde la primera fila me sentí abducida por los ojos de Alain Delon dando vida al Tulipán Negro. ¡¡Los ojos azules de Delon!!

Alain Delon

El cine PRINCIPAL también era teatro. Era el más bonito. Su patio de butacas, las plateas, el anfiteatro, los palcos y general. Cuando escaseaban las pesetas, entrada de general y cuando nos pasábamos venía el acomodador y…

Cuando se quemó en 1980 recuerdo que lloré. El actual Teatro Principal no tiene nada que ver con mi cine Principal.

 Siempre tendré en mi corazón un rincón de cine para mis cines MALVAR, VICTORIA, COLISEUM Y PRINCIPAL.

Meli Fandiño

Meli Fandiño

Locutora de radio

Meli Fandiño,  naceu en Praceres o 16 de xaneiro de 1950, filla de Andrés e Dolores. Unha familia lonxeva xa que a súa avoa morreu uns días antes de cumprir 100 anos, o seu pai con 94 e a súa nai, que aínda vive, ten 95.

Historia de vida de Meli

máis artigos

♥♥♥ síguenos ♥♥♥

“As bestas non sempre son os cabalos” por José Luis Vázquez

“As bestas non sempre son os cabalos” por José Luis Vázquez

Margo Pool, holandesa, llegó a Santoalla, aldea de Petín, no lejos de O Barco de Valdeorras, Ourense, en “…noviembre de 1997. Hacía frío, llovía, el día era muy malo”, declaró en 2018, cuando tenía 65 años y era la única habitante de la aldea.

Había llegado hasta aquel lugar de montañas onduladas, verde y lánguido, con su marido, con la idea de instalarse, disfrutar de la tranquilidad del lugar y ganarse la vida con lo que la huerta les diera.

En 2010, Juan Carlos, un discapacitado intelectual, disparó a Martin, de 52 años, compañero de Margo. Su hermano Julio lo encubrió. Se tardó muchos años en descubrir el crimen.

En 2018, cuando se celebró el juicio, Margo vivía sola en la aldea: “Aquí estoy bien, me siento tranquila, aquí tengo la posibilidad de hacer cosas en la naturaleza. Aún pienso que Santoalla es un poco el paraíso”.

Este suceso que tuvo repercusión internacional, del que todo el mundo ya se había olvidado, ha servido a Isabel Peña y Rodrigo Sorogoyen, para escribir el guion de As Bestas, una adaptación libre de lo acontecido. El resultado es una película que revitaliza el cine español y que esta teniendo una acogida, en España y en muchos otros países (premiada en Tokyo), extraordinaria.

La música es sutil y conseguida. El silencio forma parte sustancial de la banda sonora, acentúa el dramatismo. La autoría es de Olivier Arson, otro habitual en los trabajos de Sorogoyen

La fotografía, fantástica, es de Alex de Pablo. Ha sabido captar a la perfección el verde de Galicia, la piedra y los castaños.

As bestas

Isabel Peña y Rodrigo Sorogoyen, guionistas, ya han colaborado anteriormente en varias de las producciones del madrileño. Son de edad parecida, jóvenes y con mucho futuro por delante. Ambos saben lo que es ganar un Goya.

Este intenso drama se ha rodado en Barjas, una aldea de León, no lejos de Piedrafita do Cebreiro. En esta aldea, de unos 200 habitantes, se habla gallego (¿A quién se le ocurrió que León formase parte de Castilla?). Es un paisaje de montaña.

 Denis Ménochet   (como Antoine) y Marina Foïs  (como Olga), la pareja protagonista de la película, hacen una interpretación convincente y cuidadosa de la pareja de franceses que se instala en la aldea gallega.  Luis Zahera (Xan) y Diego Anido  (Lorenzo), están soberbios, el primero como el hermano deslenguado y el segundo como el hermano incapacitado mental.

La película arranca con caballos salvajes y dos hombres agarrando uno de ellos por la cabeza. Los hombres aprietan los músculos de los brazos y cargan el peso de su cuerpo sobre el animal al que tratan de rendir. El caballo lucha y jadea antes de rendirse y plegarse a sus dueños. Es una lección para aprender a someterse. Esta escena simbólica tendrá importancia para lo que sucederá en el desenlace de este arrollador thriller rural gallego.

 Es un drama sin concesiones, a ratos turbador, seco.

 No hay buenos y malos, todos tienen sus razones para obrar como lo hacen, unas fundamentadas en la ignorancia y la ambición y otras en el idealismo y la confianza más absurda.

 Es una película oportuna y adecuada al momento: los parques eólicos no son ajenos al paisaje gallego ni extraños a la crisis energética. El rural cada vez está más presente en el debate político. No parece una coincidencia el éxito, casi a la par, de una película como Alcarrás y otra como As Bestas.

 El papel de la Guardia Civil en este drama dará para muchos comentarios. También la actitud de la hija del matrimonio francés, interpretada por Marie Colomb.

 En realidad As Bestas son dos películas por el precio de una: en la primera hay un dominio de la historia por parte de los hombres y la violencia y, en la segunda, las mujeres se adueñan de la situación acompañadas de sus emociones.

 Habría mucho más que comentar sobre la película, pero es conveniente que los aficionados al buen cine vayan a las salas, la vean y saquen sus propias conclusiones. Les hará reflexionar y les permitirá un buen debate o charla con sus amigos, junto a unas jarras de cerveza o un buen vino Rías Baixas, Ribeiro, Valdeorras, Ribera Sacra o Monterrei.

Jose Luis Vázquez

Jose Luis Vázquez

Escritor

Estudió Ciencias Económicas en la Universidad Central de Barcelona y cursó un máster en Dirección de Marketing en EADA.

Ha trabajado como directivo financiero y de logística en varias empresas de logística y alimentación.
Ha realizado numerosos viajes de aventura por los cinco continentes, ascendiendo montañas, conviviendo con tribus y cruzando ríos y mares.

Le encanta el cine, y los wésterns en particular.
Lector empedernido: novela, historia, ciencia y filosofía.
Cursó tres años de Narrativa y Novela en la prestigiosa Escola d’Escriptura del Ateneu de Barcelona.
Ha publicado dos libros: Clara y algo más, de cuentos, y La memoria en color, autobiográfico.
Barrabás el Sicario es su primera novela.

Entrevista

Al cabo de seis meses

máis artigos

♥♥♥ síguenos ♥♥♥

Al cabo de seis meses por José Luis Vázquez

Al cabo de seis meses por José Luis Vázquez

En el cine ya está todo contado, ¿o no?

 La falta de ideas nuevas e historias diferentes hace que los guionistas vuelvan siempre sobre las mismas. Hay muchísimos ejemplos de ello. De hecho, ahora la moda son las sagas: darle mil veces la vuelta a la misma historia. Todo empezó con James Bond. Pero luego le siguieron: Harry Potter, El Señor de los Anillos, Rocky, Los Mercenarios,…y muchas más. Tenemos también las series: alargar una historia hasta el infinito, con más o menos acierto, con más o menos truculencia.

Otra forma de repetirse es el remake: hacer una versión de lo ya hecho. También hay numerosos ejemplos.

Voy a centrarme en una película de 1939 que generó muchos remakes y, ¡oh, sorpresa!, todos, o casi, tan buenos como el original.

Todo comenzó, como queda dicho, en el mismo año que dio comienzo la segunda guerra mundial: 1939

Ese año, Leo McCarey y Mildred Cram  escribieron un melodrama romántico, que el propio Leo McCarey dirigió para la RKO Pictures. En blanco y negro.

La película se llamó Love Affair, traducida en España como Tú y yo.

La protagonizaron Irene Dunne   y Charles Boyer. 

Fue candidata a seis Oscar, que no está nada mal para una historia sin muchas pretensiones.

Love affair

Un elegante y atractivo pintor endeudado conoce a una cantante durante un crucero por el Mediterráneo. Los dos están comprometidos: ella con un magnate y él con una rica heredera. Se enamoran. Antes de abandonar el barco, acuerdan volver a verse al cabo de seis meses en el Empire State Building. A continuación, llega el melodrama, que me ahorraré explicar en atención a los que todavía no han tenido la ocasión de disfrutar de esta delicia.

Del guión de esta película salió la frase: Todo lo que me gusta es ilegal, es inmoral o engorda”.

En 1957, en plena guerra de Vietnam, el propio Leo McCarey tuvo la osadía de volver sobre la misma historia y, con guion de él mismo y de Delmer Daves, filmó An Affair to Remember. Protagonizada por Cary Grant  y Deborah Kerr. En color. Distribuida por la 20th Century Fox.

El barco va de Europa a New York. Visitan la abuelita de él, que es un pintor vago pero atractivo, se enamoran y quedan para verse a los seis meses. Luego el melodrama consiguiente.

 En 1993, año de la guerra bosnio-croata, Nora Ephron, con guión de ella misma junto con otros, y protagonizada por Tom Hanks  y Meg Ryan, rueda Sleepless in Seatle, aquí conocida como Algo para Recordar.

Nora le da una vuelta de tuerca a la historia.

Él, Sam, es arquitecto, viudo, abatido y con un hijo. Ella, que esta a punto de casarse, se obsesiona con él, el día de Navidad, al oír un reclamo por radio del hijo de Sam.

La película tuvo dos nominaciones al Oscar.

An Affair to Remember
Sleepless in Seatle

En 1994, año de guerras civiles en Yemen, Congo y Afganistán, Glenn Gordon Caron   dirigió un proyecto ambicioso. Una historia escrita por Warren Beatty  (que además era el productor) y otros. Protagonizada por el propio Warren Beatty y su mujer en la vida real Annette Bening,  excelente actriz por otro lado.

La película se llamó Love Affair, como la original de 1939. Apareció en esta película, por última vez en el cine, Katharine Hepburn.

Él es una ex -estrella del fútbol americano. En un vuelo a Sidney la conoce a ella. Ambos están comprometidos. Acuerdan volver a verse en 3 meses (más presión). Continua el melodrama, pero también la clave de la resolución está en una pintura, como en la película que dio comienzo a todo en 1939.

Love affair

En 1995 -a finales de año se firmó la paz en Bosnia y continuaba la guerra en Afganistán-, Richard Linklater  , con un guion de él mismo y de Kim Krizan, dirige una película que protagonizaron Ethan Hawke  y Julie Delpy. Se tituló: Before Sunrise.

Una película minimalista, intimista, casi un docudrama. Una maravilla.

Céline, joven estudiante francesa, toma el tren para ir a ver a su abuela en Budapest. Conoce a Jesse, joven americano al que abandonó su novia.

Bajan del tren en Viena y pasan una noche juntos: hablan del amor, del sexo, de la vida y de la muerte, mientras visitan lugares de la ciudad imperial. Al día siguiente, antes de que ella coja el tren, acuerdan volver a verse al cabo de seis meses.

Esta película tuvo dos secuelas:

En 2004: Before Sunsent

En 2013: Before Midnight

before sunrire
before sunsent
before midnight

Pero si alguien pensaba que esto ya no podía dar para más se equivocó.

En 1999, con guerras civiles en Afganistán, Congo y Guinea Bissau, Indra Kumar , con guion de Aatish Kapadia y protagonizada por Aamir Khan y Manisha Koirala, en la India, dirige una película titulada Mann.

Él, pintor endeudado, accede a casarse con la hija de un rico magnate.

Ella, profesora de música para niños, está comprometida con Raj.

A ella, Priya, le toca un crucero y lo conoce a él, Dev. Se enamoran y acuerdan volver a verse en seis meses, el día de San Valentín.

Mann

 Es lo que tienen las buenas historias que nunca cansan. Que dos personas comprometidas se encuentren, se enamoren, duden e intenten reencontrarse es tan antiguo como el amor. Da lo mismo que el encuentro se produzca en un barco, en un tren o en un avión. En el futuro veremos más películas sobre el mismo guion, o parecido, o retorcido, o destrozado.

 En seis meses te veo.

Jose Luis Vázquez

Jose Luis Vázquez

Escritor

Estudió Ciencias Económicas en la Universidad Central de Barcelona y cursó un máster en Dirección de Marketing en EADA.

Ha trabajado como directivo financiero y de logística en varias empresas de logística y alimentación.
Ha realizado numerosos viajes de aventura por los cinco continentes, ascendiendo montañas, conviviendo con tribus y cruzando ríos y mares.

Le encanta el cine, y los wésterns en particular.
Lector empedernido: novela, historia, ciencia y filosofía.
Cursó tres años de Narrativa y Novela en la prestigiosa Escola d’Escriptura del Ateneu de Barcelona.
Ha publicado dos libros: Clara y algo más, de cuentos, y La memoria en color, autobiográfico.
Barrabás el Sicario es su primera novela.

Entrevista

Hipócritas

máis artigos

♥♥♥ síguenos ♥♥♥

Frank James Cooper por José Luis Vázquez

Frank James Cooper por José Luis Vázquez

FRANK JAMES COOPER, un tipo creíble, que no entendió a Ayn Rand

 Gary Cooper para los amigos.

Nació en 1901 y murió recién cumplidos los 60 años.

 Sus padres eran de origen británico y de posición acomodada. Vivían en un rancho, donde Gary Cooper aprendió a cazar, pescar y montar a caballo.

En Bedforshire, Inglaterra, estudió latín, francés e historia.

A los 15 años sufrió un accidente de coche y se lesionó la cadera. El doctor que lo atendió (que debía ser una eminencia), le recomendó recuperarse montando a caballo. Se le quedó un andar rígido y desequilibrado.

Se casó a los 32 años con Verónica Balfe, multimillonaria, actriz y veinteañera. Dieciocho años después se separaron. Pasados tres años volvieron a reconciliarse, pero en todo este tiempo Verónica supo que él le era infiel con numerosas mujeres. Tuvieron una hija.

 En 1942 tuvo un romance con Ingrid Bergman. En 1948 se lió con Patricia Neal y, cuando se enteró de que ella se había acostado con Kirk Douglas, le pegó.

 A él también le gustaban los hombres. Era un secreto a voces la relación que mantuvo con el actor Anderson Lawler.

Fue amigo, durante veinte años, de Ernest Hemingway,  al que visitó varias veces en Cuba y con el que realizó algunos safaris para cazar. También era íntimo de Cary Grant y los tres coincidieron en numerosas ocasiones.

Gary Cooper 1

Era, junto a James Stewart, el hombre bueno de América. Un héroe popular, por el que suspiraban millones de mujeres. Las mujeres que pasaron por su cama nadie lo sabe, pero fueron muchas.

 Era un apasionado de las artes, de la pintura, las armas y los automóviles. No le gustaba bailar, leer ni escribir.

 Introvertido, de largos silencios, modesto, poco pretencioso. Republicano conservador. Anticomunista y antifascista. Machista, como muchos de los actores de la época.

 Comenzó a trabajar en el rancho de su padre, después marchó y quiso encontrar un empleo como dibujante, finalmente las mujeres condujeron su carrera en Hollywood hacia el estrellato.

Comenzó en el cine mudo a partir de 1925, participando en numerosas películas como especialista, secundario y finalmente de protagonista. Su habilidad como jinete facilitó que le contrataran para aparecer en wésterns.

Su primera película en el cine sonoro fue “El Virginiano” en 1929

En total actuó en 115 películas de las cuales en 84 como protagonista.

Ganó dos veces el Oscar, le otorgaron un Oscar honorífico a punto de morir y fue nominado otras tres veces. Sin duda, uno de los grandes actores de la historia del cine.

El Virginiano

Hay muchas películas protagonizadas por Cooper que podrían destacarse, pero voy a centrarme en dos de ellas, que además de buenas me parecen de interés.

La primera El Sargento York (Sargent York), de Howard Hawks, 1941.

En la adaptación al cine participó John Huston. Era un homenaje al soldado americano más condecorado en la primera guerra mundial. Un film motivador para involucrar a los americanos en lo que llegó a continuación: la segunda guerra mundial.

Un joven paleto, broncas, bebedor y con buena puntería se enamora de una hermosa joven prometiéndole comprar un terreno para construir la casa en la que vivirán. No lo consigue refugiándose en Dios y la Biblia. Estalla la guerra y pide ser exonerado de empuñar las armas y tener que matar, pero lo nombran cabo y su comandante lo hace reflexionar: dale al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios.

Sargento York

Coge el fusil y se va al frente. Mata a veinte alemanes y hace numerosos prisioneros el solito. En América lo reciben como un héroe con todos los honores.

Es un buen ejemplo de película bélica y también podría encuadrarse como biográfica y como drama.

La interpretación de Gary Cooper es contenida y llena de matices.

La segunda película es El Manantial (The Fountainhead), de King Vidor, 1949

 Ha terminado la guerra mundial y la preocupación es mejorar el nivel de vida.

Howard Roark es un arquitecto ávido por demostrar su talento, en lucha contra todos y contra todo.

Dominique Francon es una columnista del diario The Banner of New York, individualista y libre.

El afán profesional y una tórrida relación se establece entre los dos.

 La música fue de Max Steiner, que también compuso la banda sonora para El Sargento York. Era un músico austriaco que comenzó a componer con el cine sonoro. Fue nominado 20 veces al Oscar y ganó tres.

El manantial

La fotografía fue de Robert Burks que era un habitual de las películas de Hitchcock

La guionista fue Ayn Rand, autora de la novela del mismo nombre.

Ayn Rand fue filósofa, escritora y guionista de cine. Rusa de origen judío. Tardó siete años en escribir la novela, después de trabajar gratis en 1937 en el despacho de un arquitecto. La rechazaron doce editoriales. Defendía el laissez faire del capitalismo. Era contraria al socialismo, a la religión y al altruismo. Partidaria del aborto y la libertad sexual. No creía en Dios. La guía, según ella, debía ser la razón y el individualismo. Es la escritora favorita de Trump

 A Gary Cooper no le gustó como quedó la película y no entendía bien de que iba. Su alegato, hacia el final, no tiene la fuerza ni la verdad de un actor como él.

 Gary Cooper era un tipo sin trampa ni cartón, sin método de interpretación, lo suyo era naturalidad. Convivía con el personaje sin esfuerzos, resultaba creíble a pesar de que era inconfundible. Murió demasiado joven.

Jose Luis Vázquez

Jose Luis Vázquez

Escritor

Estudió Ciencias Económicas en la Universidad Central de Barcelona y cursó un máster en Dirección de Marketing en EADA.

Ha trabajado como directivo financiero y de logística en varias empresas de logística y alimentación.
Ha realizado numerosos viajes de aventura por los cinco continentes, ascendiendo montañas, conviviendo con tribus y cruzando ríos y mares.

Le encanta el cine, y los wésterns en particular.
Lector empedernido: novela, historia, ciencia y filosofía.
Cursó tres años de Narrativa y Novela en la prestigiosa Escola d’Escriptura del Ateneu de Barcelona.
Ha publicado dos libros: Clara y algo más, de cuentos, y La memoria en color, autobiográfico.
Barrabás el Sicario es su primera novela.

Entrevista

Hipócritas

máis artigos

♥♥♥ síguenos ♥♥♥

Hipócritas por José Luis Vázquez

Hipócritas por José Luis Vázquez

El Ascetismo fue uno de los primeros movimientos cristianos. Cuajó en Siria y Egipto, como una necesidad de romper con el estilo de vida Mediterráneo. Como dice Peter Brown  en su excelente “El Mundo de la Antigüedad Tardía”: “El atractivo y la importancia del ascetismo, que se esparció con rapidez por el mundo romano en el siglo IV, radicaba precisamente en esto: era un grupo de personas desplazadas, con un estilo propio, que afirmaban haber comenzado de nuevo la vida”.

Gabriel “El Ascético”, vive, apartado del resto de monjes, en un monasterio, dedicado a esculpir una escultura. Lleva una vida de privaciones, sin apenas comer, mientras los otros monjes, encabezados por el abad, se dedican a comer, beber y saciarse.

Para presentar en público la escultura acabada, el abad convoca a todos: la nobleza, la Iglesia, el ejército, los artesanos y al pueblo, cada uno bajo su palio. Al destapar la escultura, aparece una joven desnuda. Gritos, rabia, frustración y una variedad de emociones negativas se apoderan de todos los presentes que se abalanzan sobre Gabriel. Un soldado le clava una lanza en el costado. Destruyen la estatua.

hypócrates

Solo dos mujeres no participan en el escarnio y el martirio: una monja enamorada del Asceta y una mujer del pueblo.

En 1915: una iglesia y un cura en ella dando un sermón sobre los hipócritas. El cura tiene la misma fisonomía que el Asceta. Nadie presta atención a sus palabras: ni los ricos, ni los pobres, ni los políticos, … Acabada la ceremonia algunos acuden a felicitarle por su sermón. Todos abandonan la iglesia, salvo dos mujeres: una de ellas forma parte del coro y esta enamorada del cura, la otra es una mujer del pueblo que asistió a la misa.

El cura ve en un periódico un reportaje sobre una virgen desnuda. Y sueña.

Sale de la iglesia y sube por una cuesta, le siguen las dos mujeres. Otras lo intentan, pero desisten por el esfuerzo o por otras prioridades. La mujer del pueblo abandona a mitad de camino, la otra, casi en la cumbre, pide al cura que le de la mano para subir, pero el avanza y se encuentra con la puerta de la verdad. Se abre y entra, dentro encuentra a una mujer desnuda que lo invita a conocer la Verdad.  Van a ver al partido Mi Plataforma Honestidad, presidido por un corrupto, después van a ver a una pareja de enamorados, a un grupo de jóvenes y a una familia. La Verdad le enseña, utilizando un espejo, cual es la vida real que llevan esas gentes: todos son hipócritas.

Las dos mujeres que se habían quedado en la iglesia se acercan al cura al verlo inmóvil en una silla. Llaman a los feligreses que esperan fuera de la iglesia y comprueban que el cura a muerto.

Esta es la sinopsis de la película “Hypocrites”, muda, del año 1915, escrita, dirigida y producida por Lois Weber.

Una película en la que se utilizaron el montaje paralelo y la doble exposición. Aparece un desnudo integral de mujer durante toda la última parte: es la Verdad.

Lois Weber parece querer decirnos que pocas cosas habían cambiado en 1915 (primera guerra mundial), respecto a la época en que aparecieron los ascetas, los primeros mártires.

Una película que escandalizó en su época y que da mucho en lo que pensar todavía.

 

Lois Weber, nació en 1881 y murió con 58 años. De niña, en Pennsylvania, fue una notable pianista.

En New York vivió pobremente intentando abrirse paso como cantante.

A los 24 años la contrataron como actriz en la Gaumont Film Company. Al año siguiente se casó con su director, Phillips Smalley. 

Rodó su primera película en 1914, cuando tenía 33 años: “El mercader de Venecia”. La primera mujer en dirigir un largometraje.

Al año siguiente, rodó “Hypocrites

Lois Webwe
El mercader de Venecia
Hypócrates

Después vendrían muchas más, como, por ejemplo: “¿Where are my children?” (sobre el aborto y el control de la natalidad), “The people vs. John Doe” (sobre la pena de muerte) y “Hop, the Devil’s Brew” (sobre el alcoholismo y la drogadicción)

En 1916 era la directora mejor pagada de Universal Studios. Al año siguiente formó su propia productora.

John Ford trabajó como su ayudante. 

Where are my children
the people
Hop, the Devil’s Brew”

En 1921, con 40 años, le ocurrieron unas cuantas cosas y no todas buenas. Filmó “The Blot”, que fue un gran éxito para Paramount. Perdió su productora. Se divorció de Smalley, después de 15 años de matrimonio. Sufrió una crisis nerviosa.

Cinco años después de su divorcio, se volvió a casar con Harry Grantz, siete años más joven que ella. Duraron 9 años juntos. En 1935 se divorciaron.

En 1934 logró rodar la que sería su última película “White Heat”. A partir de ese momento solo consiguió que la dejaran ser supervisora de guiones para la Universal.

En 1939 murió de una enfermedad gástrica, sin descendencia y arruinada. Ese mismo año murió Phillips Smalley, el que había sido su primer marido.

The Bot
White Heat

Hasta 2020, en 89 ediciones, sólo cuatro mujeres habían sido nominadas a mejor director del Oscar y sólo una lo había ganado. Las dos últimas ediciones han sido dos mujeres las ganadoras: Chloé Zhao y Jane Campion. Antes, en 2010, la ganadora fue Katheryn Bigelow.   

En la historia del cine Alice Guy y Lois Weber fueron las primeras en ponerse al mando de un rodaje. 

Lois Weber actuó por primera vez en el cine para un corto que rodó Herbert Blaché, marido de Alice Guy. 

Las mujeres también saben contar historias, saben filmarlas y, muchas veces, tienen cosas que decir y contar con una perspectiva y una enjundia que los amantes del cine no podemos dejar de valorar y ponderar adecuadamente. El cine parece que comienza a tener nombre de mujer y no esta demás recordar quienes fueron sus precursoras.

No seamos hipócritas: ellas también saben.

Lois weber
Jose Luis Vázquez

Jose Luis Vázquez

Escritor

Estudió Ciencias Económicas en la Universidad Central de Barcelona y cursó un máster en Dirección de Marketing en EADA.

Ha trabajado como directivo financiero y de logística en varias empresas de logística y alimentación.
Ha realizado numerosos viajes de aventura por los cinco continentes, ascendiendo montañas, conviviendo con tribus y cruzando ríos y mares.

Le encanta el cine, y los wésterns en particular.
Lector empedernido: novela, historia, ciencia y filosofía.
Cursó tres años de Narrativa y Novela en la prestigiosa Escola d’Escriptura del Ateneu de Barcelona.
Ha publicado dos libros: Clara y algo más, de cuentos, y La memoria en color, autobiográfico.
Barrabás el Sicario es su primera novela.

El cine en blanco y negro

máis artigos

♥♥♥ síguenos ♥♥♥

El cine negro, en blanco y negro por José Luis Vázquez

El cine negro, en blanco y negro por José Luis Vázquez

El cine negro o también llamado de gánster, es un género cinematográfico que tuvo su apogeo en los años cuarenta en Hollywood. Suele convenirse que la primera película que definió el concepto fue “El Halcón Maltés”, de John Huston, en 1941.

Son películas que se ocupan de hechos delictivos o criminales en un entorno urbano. Aparecen detectives, policías, mafiosos, criminales y la mujer fatal (femme fatale).

La femme fatale es un personaje imprescindible de este género: una mujer aparentemente inofensiva y irremediablemente bella, pero que conduce al protagonista al peligro o a la muerte.

El halcón maltés

En el género no están claras las fronteras entre el bien y el mal, todo es difuso, como las fotografías, que utilizan las sombras, los claroscuros, la noche y el blanco y negro, para crear una atmósfera y dar personalidad a los personajes y sus tribulaciones.

Las cosas ocurren en sociedades violentas, cínicas y corruptas, donde el final inevitablemente es siempre agridulce.

El cine negro se rodó mientras la Prohibición, la Gran Depresión y la Segunda Guerra Mundial eran el telón de fondo de la realidad.

Se acostumbra a asociar el estilo del cine negro con el expresionismo alemán, una corriente artística que influenció a todas las artes, incluida la arquitectura y la literatura. El cine no quedó al margen. La expresión, visión interior del artista, se confrontó con la impresión (impresionismo), que le había precedido. El individuo frente a la realidad.

perdición
Laura
La mujer del cuadro

A la película de John Huston, “El Halcón Maltés”, que había protagonizado Humphrey Bogart,  siguieron unas cuantas obras maestras en los años siguientes:

El año 1944 fue especialmente fértil con “Perdición” de Billy Wilder,  “Laura” de Otto Preminger y “La mujer del cuadro” de Fritz Lang .

Fritz Lang también entregó “Perversidad” en 1945

En el año 1946, “El sueño eterno” de Howard Hawks  y “Forajidos” de Robert Siodmak 

Paremos cuenta en que Billy Wilder, Otto Preminger, Fritz Lang y Robert Siodmak eran todos de origen europeo, alemanes, o de influencia cultural alemana, y judíos. Además de ellos, en Hollywood había muchos guionistas, músicos y técnicos huidos de Europa y de la persecución nazi. No es de extrañar que el Expresionismo se abriese paso en las películas y en el cine estadounidense.

perversidad
el sueño eterno
Forajidos

Vamos a fijar nuestra atención en Robert Siodmak, nacido en 1900 en Locarno, Suiza.

Después de algunas ocupaciones, comenzó a trabajar como contable en un banco, cuando su familia se arruinó. Llegó a director. Con la crisis de finales de los veinte, el también se arruinó.

Con 29 años rodó su primera película “Los hombres del domingo”. En el guion colaboró Billy Wilder y su hermano Curt Siodmak,  novelista y después afamado guionista en Hollywood. El ayudante del operador fue Fred Zinnemann, años más tarde reconocido director y ganador de cuatro Oscar.

Los hombres del domingo

Los censores alemanes le prohibieron “Brennendes Geheimnis” (Secreto que quema), basada en la novela “Ardiente secreto” de Stefan Zweig.

Se trasladó a París en 1933 y después a EEUU, donde ya estaba su hermano.

En 1943 firmó con la Universal.

En 1946 hace la película “Forajidos” y, en 1949, “El abrazo de la muerte”, dos estupendas películas de cine negro, auténticas maravillas del género.

En 1952, huyendo del Comité de Actividades antiamericanas, vuelve a Europa.

En 1956 rueda su última película “La invasión de los bárbaros”, sobre el declive del Imperio romano.

Brennendes Geheimnis
el abrazo de la muerte
La invasión de los bárbaros

The Killers” (Forajidos), es una película de 1946, con guión de Richard Brooks y John Huston sobre la novela del mismo título de Ernest Hemingway, del año 1927.

Interpretada por el debutante Burt Lancaster y Ava Gardner, música de Miklos Rózsa con fotografía de Elwood Bredell. 

Un veterano de la segunda guerra mundial, abandona el boxeo y debe integrarse en la vida civil. Conoce a la novia de un gánster que planifica un gran atraco. La película nos cuenta esta historia pero al revés: comienza con la muerte de El Sueco, el boxeador, y un perito del seguro va reconstruyendo su vida.

Están todos los personajes tipo del género, incluida la femme fatale, en este caso una espléndida Ava Gardner.

Tres años después, Robert Siodmak hace la película “Criss Cross”, aquí en España “El abrazo de la muerte” y, en Argentina, “Sin Ley y sin alma”.

Guión de Daniel Fuchs , música de Miklós Rózsa y fotografía de Franz Planer . La interpretación corre a cargo de un inspirado Burt Lancaster y de Yvonne De Carlo .

Esta es otra maravillosa película de cine negro. Un hombre honrado y buen hijo se siente atraído por la novia de un gánster que lo arrastra al mundo de la delincuencia.

Ya vemos que las mujeres, mejor dicho, la mujer siempre lleva la manzana de la tentación consigo y siempre consigue arrastrar a algún incauto hasta el infierno.

Robert Siodmak llevaba gafas de científico, era calvo, con una cabeza ovalada, su mirada era de esas que taladra y la nariz tenía protagonismo en el conjunto. Era un tipo serio capaz de reír y que, cuando lo hacía, enseñaba toda la dentadura y caía simpático. Usaba sombrero y era fumador. Este hombre anodino rodó más de cincuenta películas, nunca tuvo el Oscar, trabajó en diferentes países, siempre huyendo de los nazis o los ultraconservadores americanos, y fue un enorme director y un referente para cualquiera que quiera conocer lo que fue el cine negro o film noir

Robert Siodmak
Jose Luis Vázquez

Jose Luis Vázquez

Escritor

Estudió Ciencias Económicas en la Universidad Central de Barcelona y cursó un máster en Dirección de Marketing en EADA.

Ha trabajado como directivo financiero y de logística en varias empresas de logística y alimentación.
Ha realizado numerosos viajes de aventura por los cinco continentes, ascendiendo montañas, conviviendo con tribus y cruzando ríos y mares.

Le encanta el cine, y los wésterns en particular.
Lector empedernido: novela, historia, ciencia y filosofía.
Cursó tres años de Narrativa y Novela en la prestigiosa Escola d’Escriptura del Ateneu de Barcelona.
Ha publicado dos libros: Clara y algo más, de cuentos, y La memoria en color, autobiográfico.
Barrabás el Sicario es su primera novela.

La carta

máis artigos

♥♥♥ síguenos ♥♥♥