La escasa importancia que los ayuntamientos dan a la contabilidad financiera

Francisco Javier López Corrales

LA ESCASA IMPORTANCIA QUE LOS AYUNTAMIENTOS DAN A LA CONTABILIDAD FINANCIERA
Francisco J. López Corrales
Profesor de la Universidad de Vigo
Jaime del Olmo
Profesor de la Universidad de Vigo
María Guillán Figueira
Interventora-Tesorera de la Administración Local

Los ayuntamientos gallegos, al igual que los del resto de España, están obligados a presentar sus cuentas anuales ante el órgano de control externo de cada Comunidad Autónoma (Consello de Contas en Galicia) y, en su caso, al Tribunal de Cuentas del Reino de España para su posterior fiscalización. Las citadas cuentas anuales – que se componen del Balance, la Cuenta de resultados económico patrimonial, el Estado de Cambios en el Patrimonio Neto, el Estado de Flujos de Efectivo, el Estado de Liquidación del Presupuesto y la Memoria – están disponibles para todos los ciudadanos en una plataforma habilitada por el Tribunal de Cuentas. Además, la Ley de Transparencia obliga igualmente a los ayuntamientos a hacer visibles sus cuentas anuales en sus respectivas sedes electrónicas o páginas web con el objetivo de ser consultadas por distintos usuarios.

A partir de la información disponible en el portal web rendiciondecuentas.es del Tribunal de Cuentas, hemos realizado un análisis de la contabilidad económico patrimonial de los ayuntamientos más importantes en cuanto a presupuesto y número de habitantes de Galicia. La muestra analizada engloba la cuenta general del ejercicio 2021 de los siguientes ayuntamientos: A Coruña, Lugo, Ourense, Pontevedra, Vigo, Santiago de Compostela, Ferrol, Narón y Vilagarcía de Arousa.
En primer lugar, hemos analizado si los citados ayuntamientos cumplen con la obligación de enviar en plazo sus cuentas ante el Tribunal de Cuentas. La ley determina que las entidades locales rendirán al citado Tribunal, antes del día 15 de octubre de cada año, la cuenta general correspondiente al ejercicio económico anterior. A tal efecto, la cuenta general del ejercicio 2021 debe rendirse ante el Tribunal antes del 15 de octubre de 2022, plazo que han cumplido el 67% de los ayuntamientos analizados.

Una vez analizados los estados que componen la cuenta general de estas entidades locales referida al ejercicio 2021 – centrándonos en la contabilidad financiera – también se han observado las siguientes deficiencias:
    a) Podemos afirmar que el 44% de los ayuntamientos citados siguen teniendo los bienes que integran su activo no corriente (ordenadores, vehículos, construcciones, etc.) valorados por su coste de adquisición sin tener en cuenta la depreciación o pérdida de valor por su uso, paso del tiempo u obsolescencia.
    b) Ninguno de ellos registra ajustes por periodificación, esto es, contabilizan los gastos e ingresos en función del criterio de caja, contrario a lo previsto en la normativa contable, que aplica el criterio de devengo. Según el principio de devengo, los gastos e ingresos deben imputarse en función de la corriente real de bienes y servicios, pero no en función de la corriente monetaria.
    c) El 67% de los ayuntamientos aquí analizados tampoco dotan provisiones para hacer frente a distintos litigios pendientes por temas relacionados con el personal, medio ambiente, Hacienda Pública, etc. ¿No tienen ningún litigio pendiente? Las provisiones, en términos contables, son considerados pasivos sobre los que existe incertidumbre acerca de su cuantía o vencimiento.
    d) En cuanto al tratamiento de las subvenciones de capital, esto es, aquellas que se conceden para la compra de bienes duraderos tales como ordenadores, elementos de transporte o maquinaria, únicamente cumplen lo previsto en el Plan General de Contabilidad Pública adaptado a la Admón Local el 56% de los ayuntamientos analizados. Lo que tendrían que hacer los ayuntamientos es imputar inicialmente estas subvenciones al Estado de Cambios en el Patrimonio Neto y, posteriormente ir imputándolas a la cuenta de resultados en función de la amortización del bien subvencionado.
    e) Un hecho que no pasa desapercibido es el reflejo del importe EN NEGATIVO del inmovilizado intangible en el Balance de 2021 del ayuntamiento de Lugo y del inmovilizado material “terrenos” en el Balance de 2021 del Ayuntamiento de Ourense, un fallo muy importante desde el punto de vista contable. Las consecuencias de este error pasan porque el activo figurará minorado.
    f) En cuanto a la información contenida en la Memoria es necesario comentar que el 67% de los ayuntamientos analizados no informan sobre el coste de las actividades (previsto en el apartado 26 de la Memoria), lo que implica que no llevan una contabilidad de costes para cada actividad que realizan.

No vale como conclusión única de la Cuenta General que el Remanente de Tesorería sea positivo, tal y como presumen los políticos. La Cuenta General contiene otra información que los ciudadanos demandamos que sea lo más veraz posible y ajustada a la normativa contable aplicable. Nos da la impresión de que se preocupan únicamente por temas presupuestarios y dejan a un lado las que afectan a la contabilidad económico-patrimonial.

Francisco Javier López Corrales

Francisco Javier López Corrales

Profesor Titular de la UVIGO jubilado

Profesor Titular de la UVIGO jubilado, Doctor en Ciencias Económicas, Director de tres tesis doctorales sobre auditoría, autor de 12 libros sobre contabilidad y auditoría y distintas publicaciones en revistas especializadas

La contabilidad y la auditoría en las universidades públicas españolas

Jaime del Olmo Casalderrey

Jaime del Olmo Casalderrey

Profesor de la UVIGO

Profesor asociado Dpto. Economía Financiera y Contabilidadde la UVIGO

María Guillán Figueira

María Guillán Figueira

Interventora-Tesorera de la Administración Local

máis artigos

♥♥♥ síguenos ♥♥♥